¿Con qué se mide la grasa corporal?

Actualizado: 21 de oct de 2019




Para conocer nuestro porcentaje de grasa corporal podemos usar dos métodos: un cáliper (una especie de regla que mide los pliegues cutáneos en distintas partes del cuerpo y que debe ser usado por un profesional) o una báscula de bioimpedancia. Esta última es la manera más práctica, aunque algo menos fiable, pero accesible a todo el mundo


¿Qué es la bioimpedancia?

Es el método de estimación o la forma electrónica de hacer un examen, inicial o de control, para analizar la composición corporal, no invasivo, mediante el cálculo de la capacidad de nuestro cuerpo para conducir los impulsos eléctricos. Con estos datos y un algoritmo sencillo, la máquina de bioimpedancia calcula la proporción de agua en el cuerpo, y por ende, este indica la cantidad aproximada de músculo, hueso y grasa que tiene nuestro organismo.


Debemos saber que los impulsos eléctricos viajan más rápido por el agua que por la grasa, donde encuentra una mayor resistencia, y esto es lo que hace que tarden más tiempo o menos en llegar a la salida. A más grasa corporal, más tardará el impulso en llegar y mayor será nuestro porcentaje.


¿Qué se puede encontrar en el mercado?


BÁSCULAS BIOIMPEDANCIA:


Encontramos básculas de bioimpedancia básicas, las cuales realizan la medición únicamente recogiendo mediciones desde las plantas de los pies, y completas, básculas cuya recogida de datos concurre en pies y manos, reduciendo los márgenes de error:






MÁQUINAS MANUALES BIOIMPEDANCIA:


Las máquinas de bioimpedancia, suelen ser de agarre manual, y manual también es su funcionamiento, ya que, tienen las planchas metálicas para la conducción eléctrica situadas en su agarre, pero hemos de introducir los datos que no recoge manualmente, como por ejemplo el peso.


a ventaja principal de las máquinas manuales frente a las básculas es que son de un tamaño muy reducido, por lo tanto son muy fáciles de transportar.




Cómo obtener los mejores resultados con LA BIOIMPEDANCIA ELÉCTRICA:


Las instrucciones para hacer una medición correcta, hay que seguir unas pautas:


1.- Ayuno sedentaria las 5 horas previas: no comer, beber únicamente agua, y no hacer actividad física.


2.- Pesarte a primera hora de la mañana es ideal, ya que vienes de un ayuno desde la noche anterior. Es importante no haber tomado previamente café, té o diuréticos, que pueden afectar nuestro porcentaje de agua corporal real.


3.- Beber entre medio y un litro de agua (de 2 a 4 vasos) 2 horas antes del examen.


4.- No beber alcohol en las 48 horas previas a la medición.


5.- No estar menstruando: durante esos días tendemos a retener líquidos y a ganar algo de peso, por lo que los resultados pueden no ser muy precisos. Si usas una báscula normal, mientras estás con la regla y ves que has subido de peso es muy probable que se deba a eso.


6.- No llevar objetos metálicos.


7.- No utilices crema hidratante en pies y manos.


8.- Debes hacer la medición sin ropa o con ropa holgada.



¿Las mediciones son exactos?


Actualmente no existe un método 100% efectivo para medir a ciencia cierta la masa grasa y la masa magra de un individuo. Si bien es cierto que la bioimpedancia eléctrica es un método cómodo, no es el más eficaz, ya que la medición de los pliegues cutáneos por parte de un profesional (entrenador personal, o dietista-nutricionista) da unos datos más certeros. Y aún así, sigue tratándose de una aproximación.

La bioimpedancia eléctrica es un método de aproximación aceptable, sobre todo si tan solo buscamos un seguimiento no profesional. Sí es eficaz para controlar progresos de ganancia o pérdida de masa magra y masa grasa, pero tiene su porcentaje de error.


A nivel profesional, se suelen usar básculas de bioimpedancia eléctrica con hasta 4 electrodos, dos de ellos en los pies y dos más en el mango. Este tipo de aparatos sí arroja una medición bastante exacta. Sin embargo, en el mercado no profesional, se suelen vender básculas con tan solo electrodos para los pies - las más comunes - o para las manos.


Si nos pesamos en una báscula que nos mida únicamente desde los pies, la corriente recorrerá nuestro cuerpo de cintura para abajo, siendo un pie la toma de entrada, y el otro pie la toma de salida. Eso quiere decir que no se podrá estimar la grasa abdominal, en muchas ocasiones una de las zonas más saturadas de este tipo de grasa, obteniendo así una mala aproximación.

0 vistas

Contáctanos

     @venezuelaketo