¿Hacer la dieta keto es costoso?

Actualizado: 10 sept 2021

La dieta keto o cetogénica es una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos que va a ayudarte a perder peso y a reducir tus niveles de insulina y azúcar en la sangre. Tan simple como accesible, se trata de una dieta utilizada no solo para bajar de peso sino también para ganar calidad de vida.


Si quieres comenzar con la dieta keto o cetogénica y te asusta la idea de gastar de más, aquí te contaremos qué tan barata es y cuales son las mejores recomendaciones para llevar una dieta keto económica.





Recomendaciones para llevar una dieta keto accesible y saludable


Aquí la idea es que cambies tus hábitos de compras y lleves a tu alacena y congelador lo justo y necesario e intentes buscar aquellos alimentos con la mínima cantidad de ingredientes, empaquetados y de ser posible sean comprados a granel.


A su vez, cuando pienses en darte un gusto o disfrutar de un antojo, lo mas recomendable es que compres snacks keto, los cuales no te sacarán del estado de cetosis y te ayudarán a mantenerte más saciado.





Busca grasas y proteínas no procesadas


Intenta optar por alimentos orgánicos e integrales que sean ricos en grasas. Si bien estos pueden parecer más caros, los consumirás en menor cantidad y te ayudarán a sentirte más saciado y por más tiempo.


Por ejemplo, suma a tu lista de compras un aceite de oliva extra virgen o aceite de coco orgánico, aguacates en estación y si están costosos por no ser la temporada recurrir al aceite de aguacate orgánico, frutos secos de Brasil, pescado graso de mar o de río y productos animales alimentados de pasto: mantequilla, huevos y carne provenientes de animales criados a pasto.


No olvides las verduras y frutas para sumar fibras y multivitaminas


Busca aquellas verduras orgánicas sin almidón como todas las hojas verdes, los tomates y los frutos rojos, como así también los pepinos y limones.


No comas demasiada proteína


Recuerda que la dieta keto o cetogénica se basa en un alto consumo de grasas, no de proteínas. La cantidad de proteína debe ser moderada ya que, en caso de ingerir un exceso de proteína, puede que esta se convierta en glucosa, lo cual resulta contraproducente en el proceso de cetosis y puede romperlo.


Haz ayuno intermitente


El ayuno intermitente tiene un efecto positivo en las hormonas, ya que colabora con la regulación de azúcar en la sangre, los niveles de inflamación y la desintoxicación.


Se ha comprobado que el ayuno ayuda a regular las hormonas del hambre (leptina y grelina) y la sensibilidad a la insulina, al mismo tiempo que contribuye a una pérdida de peso.


Mantente bien hidratado


Para llevar adelante cualquier dieta y recibir todos sus beneficios tienes que asegurarte de mantener una buena hidratación a lo largo del día. Para ello, además de una buena cantidad de agua, es recomendable que incluyas infusiones de hierbas, café orgánico, té verde y caldo de huesos que puedes realizar con los restos de la carne de consumo.





Olvida sumar a tu carrito estos alimentos


Al evitar estos alimentos no sólo estarás ahorrando dinero, sino que también estarás ganando calidad de vida.


Cereales y almidones:


Evita productos derivados del trigo, centeno, avena, cebada, espelta, maíz, amaranto, quinoa, mijo, arroz, pan, pasta, patatas, zanahorias, remolachas, yuca, garbanzos, lentejas, frijoles, soya, entre otros.


Alimentos dietéticos sin azúcar:


Este tipo de alimentos afectan los niveles de cetonas en el cuerpo, debido a su alto nivel de alcoholes de azúcar y además, son altamente procesados.


Bebidas alcohólicas:


Debido a su gran contenido en carbohidratos, las bebidas alcohólicas deben eliminarse.


Frutas:


Todas las frutas, excepto los frutos rojos como fresas y cerezas o arándanos.


Snacks comunes, bollería y refrescos:


En general todas aquellas comidas rápidas y snack que además son poco saludables debes evitarlos en una dieta keto.





Por qué es económico llevar una dieta keto o cetogénica


Una dieta keto es sumamente más placentera que otro tipo de dietas restrictivas debido a la abundancia de alimentos permitidos que son saciantes y consistentes. Por lo tanto, sin darte cuenta estarás comiendo en menor cantidad y cada comida te hará sentir saciado por más tiempo.


Está muy claro que puedes comer bajo en carbohidratos de forma deliciosa, saludable y a la vez muy barata, para ello te dejaremos unas simples recomendaciones.


Planifica:


  • Planificar la lista de compras te ayuda a evitar gastos innecesarios y compras impulsivas. Además, evitar ir al supermercado con hambre o con niños también te ayudará a no llevar a tu hogar productos de los que luego te arrepentirás.


  • Haz una lista de la compra y cíñete a ella y antes revisa bien tu alacena, refrigerador y congelador para no comprar de más.


Mientras hagas tu compra del mes:


  • Si estás buscando ahorrar, compra queso normal en vez de un queso especial, aromatizado o con especias que seguramente es más costoso. No compres queso ya rallado, compra a granel y rállalo o gratínalo tú mismo.


  • Compra verduras frescas en vez de elegir las ensaladas ya preparadas.


  • Elige carnes en su estado natural en vez de carnes especiales, precocidas o procesadas.


  • En vez de llevarte las nueces de macadamia opta por las nueces y las almendras de Brasil.


  • Compra harina de almendras enteras en vez de harina de almendras peladas.


  • Compra aceite de aguacate en vez de aguacates cuando estén fuera de temporada y más costosos.


  • Compra pescado congelado o enlatado en lugar de pescado fresco. El atún y la caballa suelen ser baratos y prácticos para tener en la despensa.


  • Compra y come alimentos de temporada. Se pueden comprar muchas verduras cuando están baratas y congeladas.


  • Si compras en grandes cantidades a menudo, conseguirás descuentos adicionales y tendrás la despensa y el congelador lleno de ingredientes saludables.


Haz tu propia comida:


  • Intenta cocinar una vez al día y haz algunas porciones extra. De esta manera podrás suplir las dos comidas fuertes diarias y si sobra congelar porciones para llevar al trabajo.


  • Si hay un descuento especial en el supermercado, compra y cocina en grandes cantidades y congela las porciones extra.


  • Evita usar muchos ingredientes en una sola porción. Cada comida baja en carbohidratos debe tener una proteína, verduras sin almidón y una buena cantidad de grasas saludables.


  • Añade más grasas saludables a tus comidas bajas en carbohidratos para mantenerte más saciado. De esta manera el apetito se reduce y te sentirás más lleno durante más tiempo.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo