¿Qué es la cetosis y por qué es beneficiosa para tu organismo?


Para comenzar a hablar de la dieta keto o cetogénica, es importante remontarnos a su descubrimiento.


En un inicio, la dieta keto se implementaba como parte de una terapia para sanar algunas afecciones, principalmente neurológicas, entre ellas la epilepsia o enfermedades neurodegenerativas.


Esta dieta, data de hace más de cien años y fue el Doctor Rossell Wilder, quien estableció el término dieta cetogénica a la misma.


¿Qué es una dieta cetogénica?


Una dieta cetogénica es una manera efectiva de perder peso y disminuir los factores de riesgo en algunas enfermedades. Ya que se basa en cambiar la fuente de energía con la que se alimenta nuestro cuerpo.


Entonces, en vez de usar como combustible a los hidratos de carbono, usamos grasas. Al restringir de carbohidratos a nuestro cuerpo, el mismo comienza a quemar todas las grasas que se encontraban localizadas en él, ayudando a perder peso.


A su vez, la grasa, a diferencia de los carbohidratos, no solo representa una excelente fuente de energía, sino que también es un alimento para nuestras células, por lo que nos ayuda en mucho más aspectos que simplemente bajar de peso.


Una dieta cetogénica supera a cualquier dieta baja en grasas


Muchas investigaciones realizadas en los últimos años han demostrado que la dieta cetogénica o keto supera a las dietas bajas en grasas que se suelen recomendar para bajar de peso.


Es más, el objetivo de la dieta keto o cetogénica es que puedas perder peso sin contar calorías ni llevar una dieta restrictiva que al fin y al cabo va a llevarte a un efecto rebote si luego sufres atracones.


Un estudio descubrió que las personas que siguen una dieta cetogénica pierden 2,2 veces más peso que aquellos que reducen las calorías y grasas. Los triglicéridos y los niveles de colesterol HDL también presentan una mejoría.



¿Cómo funciona la dieta keto o cetogénica?


Como ya te adelantamos, al reducir la ingesta de hidratos de carbono, desaparece el combustible principal de nuestro cuerpo.


Por lo tanto, el metabolismo se ve obligado a cambiar la ruta para aportar energía a las células, y para ello, utiliza las grasas.


La utilización de estos ácidos grasos que se encuentran localizados en nuestras adiposidades, genera compuestos cetónicos, que son una fuente de energía alternativa a los hidratos o glúcidos para nuestras células.


Entonces, cuando se reduce drásticamente el aporte de hidratos de carbono, el hígado utiliza los ácidos grasos del tejido adiposo para generar cuerpos cetónicos y darnos esa energía que tanto necesitamos.


La cetosis elimina la grasa localizada depositada en nuestro cuerpo


Justamente esa grasita que tanto odiamos, la misma que se encuentra en nuestro abdomen, muslos, espalda o brazos, es la que se convertirá en el combustible de nuestro cuerpo y nuestras células y que iremos perdiendo rápidamente durante la dieta keto.


Durante el proceso de cetosis, la energía que utiliza tu cuerpo son provenientes de los cuerpos cetónicos, que vienen a ser los residuos de la grasa.


Se trata de una ruta metabólica más lenta, pero efectiva. Lo importante que debes saber es que necesita grandes cantidades de grasa para poder obtener la misma energía que obtendría nuestro cuerpo de los hidratos o los glúcidos. Es por eso que gracias a la cetosis estaremos perdiendo peso.


Entrar en el proceso de cetosis puede demorar


En sí misma, la cetosis es una ruta natural adaptativa del metabolismo ante la ausencia de hidratos de carbono, es decir, durante la dieta keto o cetogénica.


Cuando ya hay una cierta carga de cuerpos cetogénicos en sangre, el organismo entra en lo que llamamos cetosis. Esto puede tardar algunos días desde el inicio de la dieta. Es por eso que cuando empezamos la dieta keto podemos sentirnos algo cansados o desganados, significa que el cuerpo aún no empezó a alimentarse de las grasas.


Si bien usar las grasas reservadas es una vía que conoce tu cuerpo y que utiliza en situaciones de emergencia, cuando hay un ayuno o faltan carbonohidratos, podría demorar unos días.


La cetosis se produce en la dieta keto


Por si no lo sabes, la dieta keto es en realidad la dieta cetogénica, justamente, el nombre de keto viene del inglés: ketogenic diet.


Si bien la dieta keto se ha puesto muy de moda desde hace un par de años para adelgazar, sobre todo entre deportistas, famosos y adolescentes, en realidad la dieta cetogénica (o keto) tiene su origen a principios del siglo pasado, cuando fue diseñada con fines terapéuticos para tratar enfermedades como la epilepsia.


Básicamente consiste en una ingesta muy baja de hidratos de carbono, una ingesta alta de grasas y una ingesta moderada de proteínas. De modo que, el organismo entre en cetosis. Para bajar de peso, nuestro cuerpo debe encontrarse en estado de cetosis al menos unos cinco días.



Que se come durante la dieta keto


Durante la dieta keto o cetogénica, se eliminan por completo los cereales y derivados, independientemente de que lleven o no gluten. Por lo tanto, debes descartar aquellos alimentos tales como garbanzos, lentejas, frijoles, arroz, maíz en todas sus formas, trigo en todas sus formas, verduras almidonadas como las batatas, papas, yucas, remolachas y zanahorias y las frutas excepto los frutos rojos, aguacate, coco y arándanos.


En la dieta cetogénica, las grasas protagonizan nuestra dieta, por lo que vas a sentirte saciado, vas a poder comer una gran variedad de deliciosos alimentos y a su vez, estarás bajando de peso.


En la dieta keto incluimos alimentos de origen animal que sean orgánicos y alimentados a base de pasto. Como carne, quesos no procesados, manteca, huevos, pescados grasos y mariscos.


También nos alimentaremos a base de aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, pasta de maní, frutos secos, verduras de hoja verde, kale, aguacates, frutos rojos y arándanos, también semillas como la de sésamo, entre otros.


Una de las ventajas de la dieta keto es que excluye todo alimento ultra procesado, como los aceites refinados, la comida rápida y aquellas grasas poco saludables. Para saber más acerca de ello, te recomendamos que leas nuestro post sobre como reconocer qué tipo de grasas son buenas y cuales evitar.


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo