Guía práctica de alimentación cetogénica


Cada vez más, la dieta keto o cetogénica está ganando mayor protagonismo en el mundo, desde famosos que la utilizan para bajar de peso o mantener su estado físico, a profesionales de la salud que la implementan para aliviar diversos trastornos y enfermedades.

Desde Venezuela Keto, no sólo ofrecemos productos alimenticios reducidos en carbohidratos, nutritivos y aptos para una dieta keto o cetogénica, sino que además, dejamos a tu disposición información y recetas que te serán claves para mantenerte en cetosis y aprovechar al máximo cada aporte que una vida keto puede otorgarle a tu vida.

Por eso, en esta guía práctica de alimentación cetogénica te detallaremos aquellas cuestiones básicas y más importantes que debes tener en cuenta a la hora de iniciarte en los hábitos keto.



Qué alimentos quedan totalmente excluidos en una dieta cetogénica

En una dieta keto o cetogénica, de los tres pilares de la alimentación humana que son los carbohidratos, las grasas y las proteínas, se sustraen los carbohidratos al máximo.

Los carbohidratos son aquellos alimentos que como fuente principal aportan a nuestro cuerpo azúcar y/o almidón. Convirtiéndose en energía rápida y acumulándose los excesos en adiposidades de grasa.

Todo tipo de granos (arroz, quinoa, maíz, amaranto), cereales (trigo, cebada, centeno, avena), legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles, guisantes), tubérculos (papa, batata, remolacha, zanahoria).

Todo tipo de azúcares, ya sea fructosa proveniente de la fruta y la miel (pera, manzana, banana, naranja), lactosa proveniente de los lácteos (leche de vaca principalmente), sacarosa (azúcar de mesa ya sea blanca, morena o de mascabo).

Todos los ultraprocesados, como ser refrescos comunes y dietéticos, jugos artificiales y naturales de fruta, bollería y panificados, dulces y postres, pastas y arroz, bebidas alcohólicas.



¿Cuáles son los alimentos que entran en una dieta cetogénica?

La base de la dieta cetogénica son dos de los tres macronutrientes: grasas y proteínas, ya que a los carbohidratos los dejamos fuera.

A diferencia de una dieta paleo, por ejemplo, en la dieta keto o cetogénica el macronutriente principal de nuestras comidas será siempre la grasa, que estará por encima de la proteína.

Por eso, los alimentos que formarán parte de nuestra alimentación cetogénica son: grasas vegetales provenientes de aguacate, coco, olivas, nueces, almendras, castañas de cajú, chía, lino, amapola; grasas animales como la piel de pollo y de pavo, los pescados y mariscos, la grasa de la carne de cerdo y de vaca y las provenientes de productos lácteos como el yogurt griego sin azúcar añadida, la crema de leche, la manteca clarificada (sin lactosa) y los quesos que cuanto más estacionados estén menor lactosa tendrán.

Por supuesto, en cuanto a las proteínas, puedes consumir las animales como las diversas carnes existentes, los huevos, os lácteos antes nombrados y los frutos secos y semillas.

A su vez, para no descuidar el consumo de fibra, vitaminas y minerales, es indispensable incluir en cada plato una ración de verduras, siempre y cuando las mismas crezcan por encima de la tierra. Tendrán siempre prioridad las de hoja verde, aquellas que contengan gran porcentaje de agua como el pepino y el tomate, el brócoli y el coliflor y para los antojos dulces los frutos rojos en promociones pequeñas.



Cómo armar un plato apto para estar en cetosis

A la hora de armar tu plato, debes recordar que el mismo tiene que contener una fuente de grasa, una fuente de proteína y una de fibra. De esta manera garantizamos mayor saciedad por más tiempo, estar bien nutridos y mantener el estado de cetosis.

Un ejemplo de plato completo keto sería: una porción de arroz de coliflor salteado con aceite de oliva y sazonado con sal rosada y semillas (fibra y grasa) + media pechuga de pollo asada con manteca clarificada y orégano (proteína y grasa) + trocitos de tomates asados en aceite de oliva (fibra y grasa) + queso parmesano rallado (grasa).

Afortunadamente, en una dieta keto o cetogénica no debes restringir el consumo de sal ni de grasa, por lo que será muy fácil comer sabroso, sentirte saciado y por lo tanto evitar los atracones y los antojos reprimidos.



Estar en cetosis, el objetivo de la dieta keto para perder grasa

La dieta keto o cetogénica busca mediante el estado de cetosis generar en el cuerpo un proceso en el cual nuestro organismo acude a la grasa que tiene almacenada y localizada en las adiposidades o depósitos de grasa para producir la energía que necesitamos para vivir.

Para que este proceso llamado cetosis suceda debemos estar en un estado de carencia de carbohidratos, ya que lo que primero utiliza nuestro cuerpo para producir energía son ellos. Pero si no le damos carbohidratos a nuestro organismo, el comienza a recurrir a las grasas.

Este proceso puede tardar más o menos según cada organismo, lo importante es mantener la restricción de hidratos de carbono para facilitarlo.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a visitar nuestro blog, ya que permanentemente estamos compartiendo información y recetas indispensables para cualquier persona que esté transitando una vida keto.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales donde encontrarás divertidas publicaciones con contenido de valor, como este post que te compartiremos mediante el siguiente enlace.

¡Hasta la próxima!