La verdad sobre las frutas

Actualizado: 28 jul



Desde que somos muy pequeños escuchamos que las frutas son saludables y a muchos nos debe haber pasado que todas las mañanas nos servían el desayuno con un delicioso jugo de naranja recién exprimido, por lo que crecimos pensando que comer todas las frutas que pudiéramos nos iban a dar una mejor salud. Pues lo cierto es que nada en exceso es bueno, ni siquiera aquello que es natural.


Además, debemos pensar en los cambios sociales, culturales y económicos que trajo la modernidad. Desde una perspectiva evolutiva, existen grandes diferencias entre las frutas actuales del supermercado y como se solían ver las frutas en la naturaleza antes de que los humanos interviniéramos genéticamente los alimentos. Antes, las frutas no eran ni tan grandes ni tan dulces como hoy en día.


Por ejemplo, una fruta conocida por su facilidad para comer como el plátano, era una fruta casi imposible de comer en épocas previas a la industrialización. Ella poseía grandes y duras semillas y no era tan dulce. Lo mismo sucedió con el durazno que hoy en día es 64 veces más grande y dulce que el original.





Por otro lado, estos alimentos naturales, cuando no eran modificados ni alterados, sólo estaban disponibles en determinadas temporadas del año, no como ahora que están disponibles en todo momento. Es así que nuestros ancestros solo podían comer fruta de forma abundante en las temporadas disponibles y ese exceso de azúcar les ayudaba a ganar peso para sobrevivir en tiempos de escasez. Ahora nosotros tenemos acceso a estos alimentos todo el año y esos periodos de hambruna ya no existen.


Como para que tengas en cuenta, una manzana puede tener 18 gr de carbohidratos, y en un plátano encontrarás 20 gramos del mismo. Entendiendo esto y entendiendo que las frutas son altas en carbohidratos en forma de azúcar llamada fructosa, comprenderás que aunque sea natural, el cuerpo lo metaboliza como tal.


Esto no quiere decir que debas eliminar las frutas de tu dieta, sino que comprendas que no necesitamos nutrientes y fibras específicamente de las frutas, ya que las puedes obtener de las verduras y que debes consumir frutas con moderación, ya que el azúcar en exceso, por más natural que sea, no es saludable para tu organismo.





A su vez, si estás en keto recuerda consumir menos de 20 gramos de carbohidratos al día, para ello evita las frutas muy dulces porque te sacarán de cetosis. Por lo tanto, para mantener un consumo de carbohidratos bajo elije las siguientes:

  • Frambuesas: media taza contiene 3 gr de carbohidratos.

  • Moras: media taza contiene 4 gr de carbohidratos.

  • Fresas: media taza contiene 6 de gr de carbohidratos.

  • Kiwis: una pieza mediana contiene 8 gr de carbohidratos.

  • Cerezas: media taza contiene 8 gr de carbohidratos.

  • Arándanos: media taza 9 gr de carbohidratos.



A pesar de que estas sean las mejores opciones para comer, en una dieta keto es importante que las comas con moderación y respetando las cantidades, ya que si comes dos piezas o tres tazas de estas frutas de la lista serian 18 gramos de carbohidratos, lo que no dejarían espacio para el resto de tus comidas con verduras.





Por otro lado y muy importante a tener en cuenta, de ninguna manera deberías consumir jugo de frutas, ni siquiera de las frutas bajas en hidratos de carbono. Y esta recomendación no solo es para quienes hagan dieta keto. Esto se debe a que los jugos no son saludables ya que contienen nutrientes limitados y toneladas de azúcar. Por ejemplo, un vaso de 12 onzas contiene diez cucharaditas de azúcar (lo que hay en una lata de refresco) debido a que la porción recomendada es comerse una pieza de fruta y los jugos son altamente calóricos porque contienen más de una pieza de fruta (cuando preparas un jugo de naranja usas más de una pieza de fruta).

Además, los jugos no incluyen la fibra de la fruta, la cual ayuda a bajar el colesterol, controlar niveles de glucosa en sangre, aliviar el estreñimiento, etc.


Por eso recuerda: beber jugo de fruta no es lo mismo que comer frutas enteras.

Si te ha gustado este post no olvides compartirlo y recuerda que puedas encontrar esta información en nuestro canal de YouTube explicada en un video específico sobre el tema.


4 visualizaciones0 comentarios