Todo lo que debes saber sobre la gripe keto



La dieta keto ha llegado para quedarse y son millones los que han observado resultados sumamente favorables; sin embargo, existe una fase de la dieta que ha despertado confusiones o desinformación: a continuación te diremos todo lo que debes saber sobre la gripe keto.


¿Qué es la gripe keto y a qué se debe?


Si has comenzado con un plan de alimentación keto o cetogénico, seguramente has escuchado hablar o experimentado lo que comúnmente se define como “gripe keto”.

En simples palabras, esta gripe es la denominación de algunos síntomas normales y naturales que lleva a cabo nuestro organismo al entrar en el deseado proceso de cetosis. Es aquí cuando el cuerpo metaboliza las reservas de grasa, logrando una reducción en el porcentaje corporal y un rápido descenso de peso.

Esta transición se produce cuando el cuerpo comienza a quemar grasa, con el fin de obtener energía, ante la falta de carbohidratos.

Por esto es muy frecuente que al migrar de una dieta alta en carbohidratos a una muy baja se reduzcan los niveles de insulina en el cuerpo, siendo este uno de los principales objetivos de una dieta cetogénica exitosa.

Al bajar los niveles de insulina en el cuerpo, el hígado inicia el proceso donde convertirá la grasa en cetonas, las cuales podrán utilizarse por la mayoría de las células como una alternativa a la glucosa.

Este procedimiento de cetosis que activa el cuerpo puede ser más lento en el cerebro y otros órganos, llevando algo más de tiempo en adaptarse a usar esta nueva fuente de energía.

Este cambio en los reservorios de energía del cuerpo causa la tan deseada pérdida de peso, que ocurrirá en la fase inicial de la dieta cetogénica.

Debido a la pérdida de agua y sodio mediante la orina, se pueden originar los síntomas desagradables de la gripe keto.

El proceso de “salida” de la gripe keto es sumamente individual y el tiempo que conlleva depende exclusivamente de cada persona. Hay quienes sienten una notoria mejoría en dos o tres días, o en el polo opuesto, quienes les toma algunas semanas.

A diferencia de una gripe común, esta no es contagiosa.

Inclusive puede traer numerosos beneficios para la salud y es un proceso que debe superarse para concluir la dieta keto con éxito.


Síntomas de la gripe keto


La mayoría de las personas que han experimentado esta fase de malestares lo asocia con síntomas muy marcados y definidos, entre los que se menciona:

  • Fatiga

  • Dolor de cabeza

  • Irritabilidad

  • Dificultad para concentrarte (“neblina mental”)

  • Falta de motivación

  • Mareos

  • Antojos de azúcar

  • Náuseas

  • Calambres musculares

¿Existe medicación para la gripe keto?


Si bien los malestares propios de la cetosis suelen desaparecer solos, hay ciertas medidas que podremos tomar en caso de que estos se agudicen o queramos disminuirlos rápidamente.

También se aconseja contar con el seguimiento de un profesional. ¡Toma nota!


Aumentar el consumo de agua y sal


Como mencionamos previamente, la pérdida de sal y agua es uno de los mayores causantes de los problemas de la gripe keto; aumentar su consumo puede ayudar a reducir los síntomas considerablemente, y a veces, a suprimirlos totalmente.

Cuando tengas dolor de cabeza, letargo, náuseas, mareo u otros síntomas, es recomendable tomar un vaso de agua con la mitad de una cucharadita de sal.

Esta medida sencilla y de bajo costo ha ayudado a acabar con los efectos secundarios en tan solo 15 a 30 minutos. Se recomienda hacerlo una o dos veces al día si fuese necesario.

También es fundamental un alto consumo de agua y también se puede implementar caldos de huesos, de pollo o de carne vacuna. El café y el té pueden ayudar también, siempre y cuando se consuman sin azúcar y en cantidades moderadas.


Mayor consumo de grasa = menores síntomas


A pesar de décadas de desinformación que argumentan que la grasa no es sana, esta podría tener excelentes resultados a la hora de disminuir los síntomas de la gripe keto.

Si se reducen de forma extrema los carbohidratos, sin aumentar el consumo de grasas, el cuerpo interpretará como que está sufriendo inanición. Esto puede generar más cansancio, hambre y malestares.

Optar por una dieta cetogénica equilibrada es fundamental, buscando que la misma incluya la suficiente grasa para satisfacer el apetito después de una comida; también permite que puedas pasar varias horas sin comer y que aumenten los niveles naturales de energía.


Realizar una transición más lenta


Si se siguen los lineamientos anteriores, y los síntomas persisten, se puede ralentizar la transición a la alimentación cetogénica.

Para hacerlo puedes consumir algunos carbohidratos más siguiendo una dieta baja en carbos más moderada.

Lo ideal es que el consumo no proporcione más de 20 a 50 gramos de carbohidratos al día, ya que de lo contrario se puede impedir la cetosis.

Vale la pena mencionar que comer ligeramente más carbohidratos puede demorar levemente el proceso de pérdida de peso y hacer que las mejoras en la salud asociadas a la dieta keto ocurran con menos rapidez y sean menores.

A pesar de esto, no todo está perdido; los resultados siguen mejorando la salud, sobre todo al eliminar el azúcar y los alimentos procesados. De esta manera la gripe keto dejará de ser un problema.

Una vez te hayas adaptado a la alimentación baja en carbos, puedes probar a comer menos de 20 gramos de carbohidratos de nuevo para comprobar si tu cuerpo lo prefiere a un consumo ligeramente mayor de carbohidratos.


Moderar la actividad física


Diversos estudios demuestran que en las primeras semanas de la dieta keto, el rendimiento físico puede reducirse durante la primera semana; esto se debe a una alimentación muy baja en carbohidratos.

Sin embargo, también se ha mostrado que el rendimiento suele recuperarse y hasta mejorar, en 4 o 6 semanas. Al someter al cuerpo a un estrés alto por los cambios alimenticios, se recomienda evitar esfuerzo físico excesivo que agrave el cuadro.

Una buena rutina de yoga o caminata suave puede ser una excelente opción.

Siguiendo estas indicaciones, junto con las de un profesional de la salud, puede disminuir los síntomas de la gripe keto y aligerar el proceso.


¡Los resultados comprobados hacen que transitar este proceso valga la pena!

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo